• octubre 14, 2020

  • Escuchanos en Vivo

    ROBERTO PALAZUELOS ¿ASESINO?

    El diamante negro, confesó haber sido participe de un tiroteo en donde murieron dos personas, el actor y empresario contó su experiencia en una entrevista que le hizo Yordi Rosado en su canal de Youtube.

    Fue una plática de aproximadamente una hora en donde Roberto habló de varias cosas que le han sucedido a lo largo de su vida, una de ellas es la del tiroteo, la cual menciona que ha sido una de las más complicadas.

    Palazuelos comenta que un grupo armado intentó entrar a la oficina de uno de sus amigos, dueño de varios estacionamientos de la Ciudad de México; la empresa de este, tuvo un problema con el dinero de los estacionamientos por lo que tuvo que llevar el todo el capital a su oficina, al parecer el grupo armado se enteró de este movimiento y fue ahí cuando intentaron allanar el lugar para hacer el robo. Desafortunada o afortunadamente, el suceso ocurrió cuando Palazuelos y otros amigos más estaban llegando ahí a ver a su amigo, fue cuando se desató la balacera.

    “Llegamos nosotros a tocar. Yo traía una .380, con una portación de la Secretaría de la Defensa, que es el calibre que puedes portar; traía a un teniente del ejército con una 9 milímetros, de uso exclusivo y traía a un amigo mío colombiano, mafiosón, con otra nueve, más chueca que él… y se arma el show y la madre, y cuando estamos tocando, abren la puerta y ¡Pa, pa! Nos tiran dos madrazos al aire y nos encañonan… se armó una pu… balacera Yordi… matamos a dos cab… nes. Todo mundo les dio a todos”.

    Después de lo que ocurrió, el diamante negro comenta que se fue a Tepoztlán y que durante el trayecto recibió una llamada de su representante, quien le decía que tenía a las autoridades y a los medios de comunicación buscándolo porque estaba siendo acusado de homicidio.

    “No mam… el pedo en el que me vine a meter. Yo ya me veía encarcelado, mi carrera a chin… a su madre y ya todo. Entonces, voy y me entrego… me hacen la prueba y lleno de pólvora. Me dice: ‘Usted trae un problema muy grave’. Y yo le digo: ¿Por qué problema grave?, si fue legítima defensa y tengo permiso de portación de arma”.

    Por fortuna para él, la situación se aclaró cuando presentó los documentos de portación del arma, así fue como logró su libertad.

    Nuestras redes: